Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Transporte de carga en Mendoza trabaja 30% por debajo de los costos teóricos

 |   5 de noviembre del 2013

Según Aprocam, indicó que por la caída de la actividad, ya no hay rentabilidad ni margen para inversión.

Las empresas de transporte de carga terrestre por camión atraviesan una crisis estructural, con los mismos problemas que afectan a las economías regionales pero con elementos propios que complican seriamente su futuro.
El sector admite que por la fuerte caída en el nivel de actividad, hoy trabajan con tarifas un 30% por debajo de los costos teóricos. Esto significa que ya no hay rentabilidad ni margen para inversión en la renovación de las unidades ni en muchos casos para el mantenimiento preventivo.  A las empresas mendocinas de transporte, los altos costos internos los están dejando fuera del negocio, haciéndolas perder además terreno frente a competidoras de Chile.
La consecuencia de todo esto ya es visible: hay empresas con camiones y personal parado.  Y se teme que esto derive en suspensiones de personal o incluso despidos y cierre de empresas en Mendoza.
El panorama crítico del sector fue dado hoy por la cúpula de dirigentes al frente de la Asociación de Propietarios de Camiones de Mendoza (Aprocam) en una conferencia de prensa.
La escalada de costos internos que enfrenta el sector en un contexto de enfriamiento de la economía hace imposible trasladar a precios (tarifas) todos los aumentos. “Por eso estamos trabajando con tarifas un 30% por debajo de los costos teóricos”, admite Carlos Messina, tesorero de Aprocam y vocero elegido por las autoridades de esta cámara empresaria para explicar la situación del sector.
Sólo entre enero y septiembre de 2013, el índice de costos que mide Aprocam y audita la Universidad Tecnológica Nacional, regional Mendoza, acumula una suba del 15,9%. Las empresas de transporte de carga por camión de Mendoza tiene un costo promedio (viaje Mendoza – Buenos Aires) de $8,50 más IVA el kilómetro. Hoy es imposible llevar a tarifa estos costos, por lo que para poder seguir operando trabajan un 30% promedio por debajo. Esto significa anular márgenes de rentabilidad y eliminar la inversión. No renuevan las unidades ni realizan mantenimientos preventivos. A la largo, el sector está hipotecando su futuro.
Hoy las unidades destinadas al transporte de carga por camión en la Argentina tienen una antigüedad promedio de 30 años, según datos de la Fadeeac. Y esto es alarmante.
Según datos de Aprocam, el  60,60% de los costos totales que enfrenta un empresario es combustible y lubricantes (30,16%), donde YPF maneja el 85% del negocio, y mano de obra (enfrentan al gremio de los camioneros que conduce Hugo Moyano). Los combustibles y salarios viene subiendo a un ritmo igual o mayor al de la inflación real, y los empresarios de transporte tienen muy poco margen (o casi nada) como para bajar lo que pagan por esos rubros.
El resto de los ítems dentro del esquema general de costos son impuestos, que aumentan, se generalizan, se multiplican y superponen entre Nación, Provincias y Municipios a lo largo del país, seguros, conservación y mantenimiento de las unidades, amortizaciones de las unidades e intereses por el capital invertido.
“El transporte ha perdido competitividad. No podemos llevar a precios la escalada de costos  y para peor el Estado con sus intervenciones ha generado una serie de costos fijos, más impuestos y concentración en una economía cerrada que hace muy difícil poder trabajar”, admite Messina, antes de poner como ejemplo los neumáticos y los repuestos. 
Como Argentina es un país con una economía cerrada, hay sólo tres empresas que a nivel país venden cubiertas para camión. Nadie más puede importar, por lo que hoy un neumático cuesta unos U$S1.000 cuando en Chile se pueden conseguir a U$S500 aproximadamente.
“El problema es cómo volver a una estructura de costos acorde con la realidad del sector y de la economía. El Estado está transfiriendo (al sector privado) su ineficiencia “, afirman desde Aprocam y ponen como ejemplo la mayor presión impositiva y la carga administrativa que antes no tenían y hoy tienen que soportar por ser en muchos casos agentes de retención de IVA, Ingresos Brutos y otros impuestos y hasta de tasas municipales.
Consecuencias
Como el resto de las actividades productivas, el transporte de cargas sufre estas distorsiones, carga con el mayor peso de los costos y muchas empresas empiezan a padecer el menor nivel de actividad. Desde Aprocam afirman que ya muchas empresas tienen camiones parados, con personal sin poder trabajar. Y cada vez más empresas de Chile están viniendo a tomar fletes y cargas a Mendoza, porque por el atraso cambiario sus precios ya son competitivos frente a las empresas locales.
Fuente: sitio Andino

Notas relacionadas

Te podría interesar