Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Transporte ferroviario reduce 40% las emisiones de CO2

 |   4 de junio del 2013

El estudio, realizado por la empresa de logística VLI, tuvo en cuenta el movimiento de carga entre Araguari (Mina Gerais) y el puerto Tubarão (Espíritu Santo) y comparó el transporte ferroviario con el terrestre.

Un estudio realizado recientemente por VLI, una empresa especializada en logística integrada, indica que el uso del transporte ferroviario de carga reduce considerablemente la emisión de CO2 a la atmósfera, en comparación con el transporte por carretera. Esto confirma que, entre las muchas ventajas de optar por los ferrocarriles para el transporte de la producción en Brasil, el uso de los trenes se destaca también en la cuestión de sustentabilidad.

La investigación tomó como base la carga transportada por ferrocarril y por carreteras entre Terminal Integradora Araguari (TI Araguari), el VLI en Triangulo Mineiro, y el complejo portuario de Tubarão en Espírito Santo, y un reciente informe de la Compañía de Tecnología de Saneamiento Ambiental (Cetesb), que indicó métodos para la cuantificación de gases de efecto invernadero en los dos modos de transporte.

Según el estudio, en el caso de los trenes, la emisión de CO2 a la atmósfera, para la misma cantidad de carga transportada por camiones, tiene una reducción de 38%. Esto significa que mientras los vehículos de carretera arrojan 60 millones libras de CO2 al mes, en las carreteras entre el Triângulo Mineiro y el litoral Capixaba, el transporte ferroviario, con el mismo volumen de carga, emite sólo 37 millones de libras de este gas. Hay 22 millones de libras de sustancias nocivas para el medio ambiente, por lo menos, mensualmente.

Y los beneficios de los trenes no se detienen ahí: además de más seguro, en la medida en que retiran a los camiones pesados de las carreteras, lo que contribuye a la reducción de accidentes, las formaciones ferroviarias tienen la capacidad de llevar muchos más productos. Cada mes, los 50 viajes de tren llevan el equivalente de lo que cargarían 8.100 camiones.


Notas relacionadas

Te podría interesar