Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Un aporte a la competitividad

 |   19 de enero del 2016

A partir de ser identificada como un importante factor de diferenciación a la hora de evaluar los niveles de servicio y la experiencia de los usuarios, la logística ha registrado un gran crecimiento en cuanto a su profesionalización y oferta de mejores servicios. Con el apoyo de potentes sistemas informáticos y del continuo desarrollo de aplicaciones tecnológicas, la tendencia en la actualidad se orienta hacia el diseño de operaciones más personalizadas y con la agilidad que es capaz de proveer la trazabilidad en tiempo real de las cargas.

El entorno actual está caracterizado por un ritmo elevado de renovación, cambio y competitividad, en el cual las organizaciones deben perfeccionarse continuamente para poder sobrevivir. En este sentido, en el campo de la logística se han desarrollado nuevos estilos de gestión, ya que esta constituye un elemento esencial en la competitividad. Al respecto, Federico Fontenla, Director General de Fontenla, empresa nacional de producción integral de diseño de mobiliario y accesorios con más de 60 años en el mercado de la fabricación de muebles, explica que aplica dos herramientas tecnológicas en su logística. “En primer lugar cada camión tiene un GPS, lo que le permite al encargado de logística realizar de forma permanente y vía satélite, el seguimiento de cada vehículo”. Además cada chofer utiliza herramientas como el “waze”, que les avisa de los problemas de tránsito tales como piquetes o embotellamientos que pueda haber en el trayecto para realizar las entregas. Asimismo, hay un permanente contacto con la información de tránsito desde la base, donde el encargado les anticipa cualquier tipo de conflicto. 
INTEGRADO Y EN TIEMPO REAL
Por su parte Blas Briceño, Presidente de Finnegans, empresa que desarrollan soluciones informáticas de negocios con las mejores prácticas de la industria, expresa que “una de las tendencias es trabajar con soluciones integrales de gestión para empresas de logística, que incluyan desde la planificación y la venta hasta la contabilidad y análisis de negocio. Eso implica también el seguimiento de los procesos comerciales y de entrega de servicios, con la posibilidad de integrar a los clientes y actores externos de los servicios a la misma plataforma, para tener una visión conjunta de todo lo que está ocurriendo en las operaciones en curso”. Otra tendencia en el sector, señala, es contar con una herramienta de gestión en la nube. Esto permite tener la información centralizada, en línea y de manera accesible en cualquier momento, para aumentar la rapidez y la eficiencia de las decisiones con respecto a las de los competidores. “Además, las soluciones cloud pueden ser utilizadas desde cualquier dispositivo con conexión a Internet, sin limitación ni costo por accesibilidad. Y en relación a la seguridad, son mucho más escalables y sólidas que las tecnologías cliente-servidor”, dice. Briceño señala que “poder trabajar con información en la nube en lo que hace a la logística aporta una enorme ventaja: menores costos de inversión, mayor disponibilidad del sistema por estar la infraestructura atendida por especialistas todo el tiempo, recursos técnicos innecesarios, liberación de espacio y organización de la empresa para enfocarse en sus procesos críticos y no en el soporte tecnológico que antes se requería”. Pero lo más importante es la posibilidad del seguimiento en tiempo real del producto que se traslada, logrando un control más eficiente y organizado de todas las operaciones que genera la empresa.
Para Fontenla, en cambio, lo más significativo es poder entregar en tiempo y forma sus productos, para respetar lo acordado con los clientes por sobre todo, y también para no incrementar costos. “Cualquier tecnología que pueda ayudar a anticipar situaciones de retraso y de estrés en los conductores en un país como se presenta la Argentina, y sobre todo la ciudad de Buenos Aires, será muy valorada”, concluye.

TENDENCIAS ADAPTABLES AL TAMAÑO
El negocio de la logística se ha redimensionado a partir de la diversidad de proyectos posibles en la actualidad, en virtud a la globalización y la tecnología como herramienta comercial. En ello, los nuevos emprendimientos generan desafíos. Una de las dificultades que encuentran los empresarios de menor porte en cuanto a sus dimensiones, pero potencialmente interesantes en volumen, es la adaptabilidad que los servicios de logística tienen a su medida. Soledad Pisan, creadora de Bai, viajá inteligente, indica que “en un emprendimiento en escala, donde los artículos que se venden tiene un plus de calidad, diseño, personalización, el servicio que se aplica para que cada producto llegue al cliente forma parte de él, por tanto es preciso armar una cadena de valor junto a los proveedores que participan, entre ellos, los que suman la logística”. La escalabilidad de los costos es un tema común en este segmento de negocios. Daniela Gianotti, propietaria de Tienda Chinche, asegura que “cuando el proyecto es acotado por su propio nicho, cada costo cuenta mucho. En estos casos encontrar un esquema de negocios que permita una asociación cliente/proveedor es esencial para una alianza sustentable en el largo plazo”. El comercio electrónico hace aparecer otro dilema para el mercado logístico. En este nivel los intercambios no son BtoB, sino BtoC, esto hace que la logística empiece a acercarse al servicio de mensajería, donde las operaciones se concretan con particulares. “Para los emprendimientos con venta digital la llegada del producto al comprador es el éxito de la operación -explica Laura Rey, fundadora de Glitter. Así, si el enlace final con el cliente no es acorde a la prestación prometida fracasa toda la cadena. La cara que el destinatario ve es la de mi proveedor logístico, por lo tanto es preciso que este enlace esté alineado muy claramente con mi negocio”. Esta reconversión del segmento logístico abre un espectro amplísimo de posibilidades que seducen al mercado para crear áreas, o nuevas metodologías, para enfrentar los desafíos que se vienen. Oportunidades hay, será cuestión de tener la sagacidad de aprovecharlas.
(*) El autor es Editor de Énfasis Logística Sudamérica

Notas relacionadas

Te podría interesar