Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Un mundo que negocia en bloques

 |   22 de octubre del 2012

Los bloques regionales cada vez toman mayor trascendencia en las relaciones comerciales a nivel mundial, por eso los procesos de integración resultan de vital importancia con miras al futuro.

Para comenzar es importante señalar la importancia que tiene el término “Integración”, ya que el mismo se puede asociar con diversas áreas de estudio, dependiendo de lo que necesitemos abordar. En este sentido existe Integración Regional, que comprende la vinculación geográfica con otras áreas, de tal manera de establecer ciertos vínculos, Integración Política, en donde hay una suerte de cooperación a nivel de las instituciones políticas del Estado, y también podemos encontrar una Integración Cultural, que permite la identidad de los pueblos, como también la Integración Económica que en esta columna se tratará ampliamente.

Por más y mejores negocios

Cuando se habla de Integración Económica se deben considerar dos o tres factores críticos en este proceso, tales como el intercambio de bienes y servicios, como resultante de las operaciones de Importación y Exportación del Comercio Exterior de dos o más Naciones; también la búsqueda de un beneficio económico, lo cual normalmente se traduce en una rebaja arancelaria, producto de los procesos de desgravación de los aranceles aduaneros de los países que se están integrando y, por último, una política económica alineada con los procesos de apertura hacia el Comercio Internacional, como parte de la globalización que estamos viviendo, en donde lo único seguro es el “cambio” permanente.

En cuanto al proceso de Integración Económica, dependiendo de las características que se tomen en cuenta, se suele clasificar en cinco etapas muy bien definidas e inter relacionadas, lo cual significa por ejemplo que para que comience la segunda etapa, forzosamente debe haber concluido la primera y así sucesivamente, para tales efectos las etapas son las siguientes:

•    Acuerdo Preferencial
•    Zona de Libre Comercio
•    Unión Aduanera
•    Mercado Común
•    Unión Económica
•    Unión Económica y Monetaria

Acuerdo Preferencial:
Es la primera etapa del proceso de Integración Económica, en ella los países se comprometen a negociar listados de productos de interés mutuo, a fin de establecer una determinada preferencia arancelaria, la cual se aplica a nivel de la partida arancelaria, es decir la indicación de los cuatro (4) primeros dígitos del arancel aduanero, conforme al Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías. Con esto se busca aplicar la desgravación arancelaria al listado de productos o, en otras palabras, una rebaja de los aranceles de aduana, con lo cual el producto en cuestión puede ingresar pagando menos derechos aduaneros, ingresando al mercado meta objetivo a un costo menor al de los competidores más próximos.

Zona de Libre Comercio:
Corresponde a la segunda etapa del proceso de integración, en donde ya se han cumplido los objetivos que se han establecido en la etapa de preferencia arancelaria, pero en donde además se busca crear una zona geográfica física para la libre circulación de los bienes que son sujetos de operaciones de Importación y Exportación, para el Comercio Exterior de los países miembros de la Zona de Libre Comercio. Es decir, se busca la creación de mecanismos que eliminen cualquier traba que exista a la circulación de los bienes, sean estas barreras netamente arancelarias e incluso para arancelarias, tales como certificaciones, cuotas, contingentes de exportación, vistos buenos, entre otros. Algunos ejemplos en la región de zonas de libre comercio lo constituyen el “Área de Libre Comercio de las Américas ALCA”, la Asociación Latinoamericana de Integración ALADI, el Acuerdo de Cartagena o Pacto Andino entre otros.

Unión Aduanera:
Es la tercera etapa del proceso de integración, en donde ya se han cumplido los objetivos de las etapas anteriores, tales como el establecimiento de preferencias arancelarias, la creación de zonas de libre comercio, pero en donde además se busca establecer un “Arancel Externo Común” a todas las importaciones que provienen de terceros países. En la práctica significa que se fija un arancel de aduana común para todos los países del mercado común, y esto se aplica a cualquier mercancía extranjera que desee ingresar a dicho mercado. Asimismo, se establecen ciertos mecanismos que simplifiquen la tramitación aduanera entre los países del mercado, ya sea en el ámbito de las barreras arancelarias, como también especialmente a las barreras para arancelarias. Son ejemplos de ello la creación del documento denominado MIC / DTA, el cual corresponde a la fusión del Manifiesto Internacional de Carga que lleva consigo el transportista rodoviario, camionero, con el documento Declaración de Tránsito Aduanero, el cual va siendo visado por las autoridades de las aduanas de los países por donde el camión pasa, como por ejemplo “El Paso de Los Libres”, Buenos Aires, los Libertadores, entre otros.

Mercado Común:
Corresponde a la cuarta etapa del proceso de integración, la característica fundamental de esta etapa es que se busca la libre circulación de todos los factores de la producción, tales como “Tierra, Trabajo y Capital”. En otras palabras, el movimiento de Comercio Exterior por concepto de Importación y Exportación, la circulación de los trabajadores y procesos de migración, como también la inversión extranjera directa, aportes de capital, entre otros. Ejemplos de Mercados Comunes en la región es el acuerdo subregional dentro de la región de ALADI, el MERCOSUR (Mercado Común del Sur), el cual está integrado principalmente por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y recientemente Venezuela, pero que sin embargo cuenta con países asociados, como el caso de Chile y Bolivia.

Unión Económica:
Es la quinta etapa del proceso de integración, en donde el objetivo es la creación de instituciones supranacionales, es decir que actúen por sobre los intereses particulares de las naciones, de tal manera de lograr la armonización de las políticas. El único ejemplo concreto e histórico de este proceso es la Unión Europea, la cual fue creada en el año 1957 con el Tratado de Roma. En este sentido, existen fundamentalmente tres instituciones que armonizan sus políticas, como lo son la Comisión de Bruselas, el Parlamento Europeo y la Corte Internacional de la Haya, representando al Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial respectivamente.

Unión Económica y Monetaria:
Corresponde a una Unión Económica, en donde además se incorpora una moneda común para todos los países signatarios, como es el caso del Euro para los 25 países que integran la Unión Europea. Sin embargo es importante considerar las diferencias que existen en el nivel de desarrollo y riqueza de las naciones, en donde podemos encontrar a países muy ricos como Alemania o Francia y en el otro extremo a países con menos recursos como Portugal, Grecia o España inclusive. Este modelo hoy en día está siendo ampliamente cuestionado, luego de más de medio siglo de antigüedad, justamente por las diferencias que existen a nivel de indicadores macroeconómicos, como del default financiero al cual están expuestas algunas de sus economías.


Notas relacionadas

Te podría interesar