Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Uruguay logístico, un reto, una realidad

 |   7 de junio del 2016

El país, en su apuesta por convertirse en un hub logístico clave para el Mercosur, busca explotar su ubicación estratégica y hacer más eficiente y competitiva su logística a través de la inversión en infraestructura y capacitación. En este sentido trabaja con creatividad y promoviendo el trabajo en conjunto de los ámbitos público y privado para compensar las debilidades de escala inherentes a un país pequeño.

En este artículo miraremos con una visión introspectiva y prospectiva el ambiente de desarrollo logístico en Uruguay. Los temas que se desarrollarán a continuación tienen relación directa con la planeación estratégica futura y el gerenciamiento de proyectos, por lo cual vale la pena tenerlos en cuenta en todo análisis de negocio. 

CUADRO DE SITUACIÓN 
Desde el punto de vista geográfico, Uruguay es un país cuya extensión aproximada es de 176.000 km², siendo el segundo país más pequeño de Sudamérica en cuanto a territorio, solo superado por Surinam. Contiene una red vial nacional de una extensión de 8.600 km y una red departamental de 60.000 km. Según comenta el Ing. Lucio Cáceres (referente del tema carretero) en una nota del diario “El País”, respecto al estado de las redes viales uruguayas, las carreteras en “buen” estado representan el 25% del total y las que se consideran en “mal” estado llegan al 29%. Se refiere también el especialista a los puentes carreteros, 23% de los cuales tiene una antigüedad de entre 50 y 70 años, y un 20% de ellos han superado los 70 años de existencia. En relación a la dimensión práctica del transporte de cargas en el país, se observan algunos inconvenientes relacionados con la inexistencia de una normativa específica relativa al transporte multimodal, un vacío al que se le debe sumar el inconveniente de no contar con un transporte ferroviario de cargas logísticas formal. Otro de los temas que aqueja a la visión logística del país es la capacitación, necesitamos más especialistas que conozcan y aprendan los conceptos de la actividad, para saber aplicarlos y obtener provecho de los mismos. Muchos puestos logísticos hoy son ocupados por mandos medios y gerentes extranjeros.
EL RITMO REGIONAL
Las empresas uruguayas están sintiendo una desaceleración en lo que tiene que ver con las obras y el desarrollo de las cadenas de suministros. Una de las causas principales de esta falta de impulso es la incertidumbre que gira sobre el desempeño de la economía argentina y también por un Brasil que está mostrando algunas debilidades. A partir de estos datos nos urge preguntarnos ¿Que tiene el país logístico de atractivo para los inversores extranjeros teniendo en cuenta estas trabas? Analicemos ahora el porqué y principalmente el cómo, los diferentes actores del quehacer nacional, empresarios, inversores, jerarcas, funcionarios públicos, sindicalistas y académicos, hacen y desarrollan planes estratégicos para subsanar y lograr objetivos en pos de la marca “Uruguay hub logístico”. Así como también la opinión de empresarios y especialistas extranjeros sobre cómo ven hoy el país.
El director ejecutivo de Man-GLG, una de las mayores empresas de gestión de activos de origen inglés, divulgó a través del diario el país que “Uruguay es atractivo para los inversores extranjeros, en particular por ser un hub que se encuentra entre dos de las mayores economías de la región, Argentina y Brasil”. Las empresas que integran el hub (centro de distribución regional) son aproximadamente 300, con ventas que están en torno de los u$1232 millones anuales. Esta información fue difundida según una encuesta realizada por la empresa Cifra para el Instituto Nacional de Logística (INALOG). Otro dato a tener en cuenta y que no es menor, dice que a partir de junio de 2015, se logró por primera vez en la historia aumentar un nivel más la calificación de grado inversor otorgado por la firma Standard & Poor’s (S&P): Se pasó de la nota BBB – a BBB. De esta manera, se sumó a Moody’s que ya ubicó a la deuda uruguaya en ese nivel. En la misma dirección, otra de las grandes calificadoras, Fitch, en abril pasado mantuvo a la deuda uruguaya un escalón por debajo de las otras mencionadas.
DE CARA AL FUTURO
En cuanto al tema vial, sin dejar de verlo con ojos críticos ni ser consecuentes, en términos comparativos con la región, la cobertura del territorio uruguayo es  sustancialmente mayor al resto de los países sudamericanos y similar a la cobertura de los países europeos menos adelantados. A través de declaraciones del Ministro de Transporte y Obras Públicas (Víctor Rossi) para mejorar los debes, se utilizarán mecanismos de participación públicos y privados (ppp), a través de contratos dirigidos a rehabilitar las rutas y poder llegar a ser un país más competitivo. Las obras requeridas en Uruguay pueden ser vistas como “ínfimas” comparadas a los proyectos en los que los inversores están acostumbrados a desarrollar, el Estado está siendo ingenioso al formular convocatorias que compensen las debilidades de escala inherentes a un país pequeño, ofreciendo agrupamiento de negocios (es decir un modelo de “goteo” de negocios). Así como también la participación de públicos y privados. En el tema de capacitación en el área logística, dos instituciones, una pública y otra privada, tomaron la iniciativa de capacitar a mandos medios y gerenciales. La Universidad del Trabajo (UTU) creó en el año 2012 su “Tecnicatura en Logística” de la que ya hay veintisiete estudiantes egresados pertenecientes a la primera generación. Por otra parte, la Universidad de la Empresa (UDE), pretende generar para 2016 la carrera de “Ingeniería en Logística”, carrera que tendrá un impacto muy importante en el quehacer del país. 
En cuanto a las perspectivas del transporte ferroviario de cargas, el gerente general de AFE (Administración de Ferrocarriles del Estado), Sr. Américo Fernández nos dio la buena nueva: La creación de Servicios Logísticos Ferroviarios (SLF), una sociedad anónima cuyos accionistas son AFE (51%) y la Corporación Nacional para el Desarrollo (49%). El objetivo de esta nueva empresa es el de encargarse del servicio de transporte de carga por vía férrea. Concomitante a esta noticia surge otra, respecto a que el gobierno aprobó un préstamos de US$ 45 millones dado por la cooperativa andina de fomento a través de BID destinado a comprar material ferroviario y tecnología para resurgir el estancado ferrocarril. 
ESTRATEGIA PARTICIPATIVA
En una reflexión final quiero resaltar que Uruguay tiene un modelo de desarrollo en el que convergen muchas variables, territorio, política, población e idiosincrasia entre otras, y cualquier cambio en la región o en el mundo repercute considerablemente en el proceso de construcción. 
Sin embargo la creatividad, la construcción social asumida por alianzas de participación público/privada a través de estrategias visionarias y canalizadas en planificaciones y procesos participativos, son más que  importantes para alcanzar el desarrollo y bienestar que nuestra  sociedad se merece, que así sea.
(*) ILU Consulting Group, Consultoría Logística y Desarrollo de Proyectos, Programas de Formación, Outsourcing Logístico (Uruguay).

Notas relacionadas

Te podría interesar