Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Vaca Muerta reactiva el tren Trasandino y el Corredor Aconcagua

 |   14 de octubre del 2014

El crecimiento del yacimiento petrolífero Vaca Muerta, en Neuquén, requerirá de mayores operatorias logísticas por lo que se reactivan los proyectos del tren Trasandino y el Corredor Aconcagua para facilitar los pasos fronterizos.

En la actualidad, Neuquén extrae 31 mil barriles de hidrocarburos no convencionales, y con el nuevo dinamismo económico generado por Vaca Muerta, la provincia representa la segunda reserva de gas del mundo y la cuarta de petróleo. Esto implicará una colosal operatoria logística para movilizar cargas de proyectos e insumos, y una duplicación de la población en 10 años.


Este impulso logró desempolvar el viejo proyecto del tren trasandino, que acaba de recibir el apoyo formal por parte de autoridades neuquinas y chilenas que participaron de la reunión del 32° Comité Binacional de Integración Región de los Lagos.


El Ferrocarril Trasandino del Sur consiste en la vinculación férrea entre el puerto de Bahía Blanca, en la Argentina, con el puerto de Concepción, en Chile. Esta conexión permitirá canalizar productos y mercaderías entre el Mercosur, Chile y los mercados del Pacífico en condiciones de mejor competitividad. Por su dimensión geopolítica, el emprendimiento fue calificado por la Comisión Económica para América Latina (Cepal) como el “Canal de Panamá del siglo XXI”. La provincia del Neuquén, será el centro estratégico de este corredor bioceánico tano energético como logístico.


Hoy la gran mayoría de las cargas que abastecen a Vaca Muerta se trasladan por vía terrestre desde Buenos Aires o llegan desde Chile a través del Paso del Pehuenche. Contar con este corredor ferroviario podría mejorar notablemente la ecuación logística, con el lógico abaratamiento del transporte.


Los representantes de Neuquén y de Chile también expresaron la intención de autorizar la apertura de pasos fronterizos hasta la medianoche; la habilitación de transporte de línea de pasajeros para conectar las ciudades de Chos Malal y Los Ángeles mientras esté abierto el paso Pichachen; y la conectividad aérea entre Temuco y la ciudad de Neuquén.

 

MEGA OBRA


Otro proyecto impulsado desde vaca Muerta, es el Corredor Bioceanico Aconcagua. Se trata de una mega obra de u$s 3.500 millones, que incluye un túnel atravesando la cordillera de los Andes, de 52 kilómetros de largo, y dos estaciones polimodales, una del lado argentino (en Luján de Cuyo) y otra del lado chileno (en la localidad de los Andes). En ellas, los camiones serán subidos a un moderno tren, atravesarán las montañas y seguirán camino.


El objetivo principal es mejorar la conectividad entre Argentina y Chile, y evitar el paso Cristo Redentor que puede permanecer bloqueado de 45 a 60 días por año entre mayo y octubre por las nevadas que lo afectan.


Si esta obra se lleva a cabo, se transportarán por allí unas 80 toneladas de mercaderías al año, unas 20 veces lo que se traslada hoy. El 90% de las cargas que llegan a Chile desde Argentina, lo hacen por el paso de Mendoza. Al mismo tiempo, la gran mayoría de lo que se transporta es producción brasileña o de los otros países del Mercosur que comercializan sus productos por los puertos chilenos.


Hasta ahora la traba principal del proyecto era política. El gobierno argentino y el de Sebastián Piñera no lograron ponerse de acuerdo y el proyecto quedó congelado. La vuelta de Bachelet es entendida como una oportunidad para darle reimpulso a la obra, ya que durante su anterior gestión se avanzó fuerte. También cambia las perspectivas para los puertos chilenos. Hasta ahora, atendían la necesidad de sus vecinos del Mercosur para enviar sus productos al oeste de los Estados Unidos o a los países asiáticos. Ahora Vaca Muerta suma para ellos la posibilidad de recibir y descargar mercaderías de gran volumen y alto valor agregado en su tránsito a Neuquén.


La integración en Sudamérica ya se está produciendo. Estados Unidos construyó su primer tren transcontinental en 1860, ¿Por qué no podría hacerlo ahora Sudamérica?”, señaló Eduardo Eurnekian, presidente de Corporación América. El consorcio autor del proyecto se integra también con Mitsubishi de Japón, Grupo Empresas Navieras de Chile y Geodata de Francia.

 

Fuente: cronista.com


Notas relacionadas

Te podría interesar