Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Informe de costos logísticos regionales

 |   9 de junio del 2020

La Asociación Latinoamericana de Logística (ALALOG) presenta su último benchmarking de costos logísticos latinoamericanos, realizado previo a la expansión regional de la pandemia de coronavirus, por lo que además, y a modo de actualización, analiza lo que esta disrupción está mostrando como pasos hacia adelante.

Cuando decidimos realizar esta mini-investigación el tema en cuestión era otro, hoy ya todo Latinoamérica en medio de la Pandemia por los efectos del Coronavirus, nos ha cambiado la problemática. Pasamos de un tema de análisis comparativo de costos en la búsqueda de una mayor eficiencia y eficacia, a una lucha contra un enemigo poco habitual y que nos requiere, a nivel de los países, un fuerte incremento de nuestros déficits fiscales con resultados aún no conocidos. 

Más adelante, cuando los efectos de este real Cisne Negro hayan disminuido y volvamos a preocuparnos y ocuparnos del tema del dinero y sus costos, volveremos a estar interesados en este tema, pero igualmente se los presentaremos en esta nota.

No debemos olvidarnos que el dinero continúa siendo el más universal y más eficiente sistema de confianza mutua que jamás se haya utilizado, y por eso igualmente vale la pena difundir todo lo que se haya investigado en esta materia en forma anterior a esta profunda crisis del sistema sanitario regional y mundial.

Adicionalmente, en todos estos países afectados, algunos más y otros menos por la pandemia, han surgido como arma contra el virus las famosas cuarentenas, tanto de actividades como de gente.

En medio de estas medidas de aislamiento social, el hecho de tener una logística eficiente se convirtió en algo vital para el éxito de la lucha contra el virus, con el fin de abastecer en forma continua a los mercados de insumos médicos, de alimentos, de recolección de basura, de abastecimiento de cajeros automáticos y adicionalmente, a través de los sistemas de distribución de E-commerce, abastecer a la población de otros insumos no tan básicos, pero importantes para la vida en la comunidad aislada. Todo este herramental es LOGÍSTICA.  

Estas crisis están mostrando a las poblaciones que los términos logística y supply chain tienen mucha importancia en el desarrollo de las economías y también en sus crisis. Hoy podríamos decir que en estas épocas del COVID 19, son actores fundamentales y prioritarios junto con la medicina y la seguridad.

Los costos logísticos en Latinoamérica

Antes de empezar a hablar de costos logísticos, es importante una aclaración en cuanto al nivel de servicio; ambos conceptos (costo operativo y nivel de servicio) se puede decir que son como “dos caras de la misma moneda”. A menudo se escuchan diálogos tales como: “A mí la logística de distribución me sale el 1,5% de las ventas”, a lo que otro responde “¿Cómo? Yo estoy pagando el 3%”. Y es cierto, eso ocurre porque generalmente los niveles de servicios son diferentes y también suelen ser diferentes los valores agregados de los productos. En la medida que se agregan servicios, se agregan costos y viceversa: en la medida que se desagregan niveles de servicios, se deberían estar desagregando costos. Es un error muy común comparar costos logísticos sin tomar como referencia un determinado nivel de servicio.

De manera que, al tratarse de servicios, los costos de las operaciones no se presentan de igual manera, hay algunos costos visibles, cuyos componentes pueden ser ponderables y medibles más fácilmente, y hay otros que responden a temas de gestión, infraestructura, productividad (o la falta de la misma), que tienen menor visibilidad y, en consecuencia, son difíciles de medir y su costeo es diferente para cada operación. Obviamente, dichos costos ocultos inciden absolutamente en el resultado de la operación logística y constituyen una variante que debe ser tenida en cuenta.

¿Cuáles son estos costos operativos?

Por un lado, están los Costos Visibles de una operación, cuyos componentes se conocen y se pueden ponderar como: mano de obra, material rodante, combustible, peajes, neumáticos, lubricantes, seguros, seguridad, metros cuadrados, equipamiento, insumos (film strech, pallets, etc.). Por otro lado, están lo que denominamos Costos Ocultos, aquellos relacionados con la gestión y contexto, que por ende tienen una mayor complejidad de medición: falta de productividad (o improductividades), congestión del tráfico y cortes de tránsito, tiempos de carga y descarga, estado de las rutas, Seguridad, etc.

Sin duda, los costos ocultos tienen una gran incidencia; por ejemplo, la caída de volúmenes afecta también los costos de una misma operación, ya que se tiene montada toda una estructura logística para un determinado volumen de manera que cuando los volúmenes caen (como en estos tiempos del coronavirus) esa estructura queda, se debe seguir manteniendo y se convierte en un costo ocioso. Hecha esta aclaración, el presente estudio comparativo de costos logísticos entre países que integran la Asociación Latinoamericana de Logística (ALALOG) muestra por cuarto año consecutivo (2020) los costos relativos para un solo nivel de servicio hipotético o simulado que contempla 9 componentes.

Te puede interesar: Costos Logísticos: más subas y menos actividad

Las dificultades de la medición de costos entre países

No es fácil la determinación de los valores de costos de cada país, hay un sinnúmero de factores que determinan dicha dificultad:

Las devaluaciones totalmente asimétricas.

La inflación de costos de cada país, los de alta inflación y media con sus efectos distorsionadores.

Congelamiento de precios o precios controlados por el estado.

Países con agrupaciones sindicales que establecen costos para el sector y otros países que responden a agrupamientos diferentes. Obviamente con flexibilidades y condicionamientos también diferentes.

Hay más de un valor interno para cada servicio o producto.

Estos y otros parámetros determinan que los valores de las monedas nacionales con respecto a la moneda de referencia tomada (USs) tienda a ser totalmente diferentes.

Parámetros considerados para el análisis

1. La dinámica del análisis consistió en enviar las preguntas a cada uno de los miembros de la ALALOG y todos los miembros de las cámaras respondieron (nuestro profundo agradecimiento).

2. Todos los indicadores relevados están expresados a nivel de costos en valores promedio país y luego pasados a dólar al tipo de cambio del 31 de enero 2020 (Pre inicio de pandemia en nuestra región).

3. Se han considerado para el análisis los indicadores de costos directos de una operación modelo que representan el 100 % de esa operación teórica.

Componentes de costo consultados

Los 9 componentes de costos operativos medibles sobre los cuales hemos armado la matriz son:

1. Gas-Oíl

2. Neumáticos

3. Lubricantes

4. Costos Chofer

5. Costos Operario Logístico

6. Alquiler de metros cuadrados

7. Film Strech

8. Pallet

9. Alquiler Autoelevador

Países que participaron:

Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Resultados por Ítem de Costos

En el Gráfico 1 se presentan los resultados de componentes de mayor impacto en los costos logísticos; en forma individual y siempre en comparación con la mediana, luego se aplica un modelo de comparación teórico para tratar de graficar una conclusión.

El estudio completo se puede obtener en https://www.alalog.org/es/studies. Aquí se podrán consultar la evolución de dichos 9 componentes de costos durante los últimos tres años, siempre sobre la misma base de análisis. Lo que muestra el Gráfico 1 son los resultados finales a enero 2020 donde se establece la mediana de los costos y luego cual es la situación de cada país con respecto a la mediana

Matriz de Costos Técnicos utilizada para las comparaciones de costos

Para poder realizar una comparación de los drivers de costos acumulados se decidió tomar un modelo de costos técnicos ponderando cada uno de los componentes hasta obtener una fórmula que represente una Operación Domestica típica de acumulación de costos con el solo efecto de verificar el objetivo de medición. Es decir que todos los países tomaron los componentes de la misma operación, caso contrario hubiera sido imposible de realizar la tarea

Algunos comentarios 

Cuando uno observa mediciones anteriores, de 2017 AL 2020, hay fenómenos que se repiten, tales por ejemplo que Uruguay y Argentina son los países donde en todas las mediciones son los de mayor costo, pero si por ejemplo tomábamos como fecha de medición un mes después, Uruguay pasaba a segundo lugar de mayor costo de la operación seleccionada. También se repite que Venezuela y por motivos conocidos, es el país más económico de Latinoamérica y eso no implica que sea el mejor, allí lo de más económico se da por el valor del combustible que es prácticamente cero y por el escaso valor de las remuneraciones. Siempre se observó en todas las mediciones que Perú tiene los costos totalmente asociados o vinculados a la mediana de los países, también se puede observar que siempre siguen y se van alternando los costos de Paraguay, Brasil y México, en general con una tendencia levemente alcista y sobre la mediana.

También se repite con leves alteraciones que hay países que siempre han estado bajo la mediana, tales los casos de Panamá, Colombia, Bolivia y Ecuador. Siempre Ecuador que opera con la misma moneda de medición de costos (Dólar Americano), ha estado como el país más económico salvo el tema ya mencionado de Venezuela

Conclusiones posteriores al covid 19 y su legado

Como mencionamos al inicio, estamos viviendo estos tiempos de la pandemia donde la priorización de los temas ha cambiado, hoy la salud es el plan y no necesariamente los costos de las operaciones, pero tampoco podemos dejar de lado este tema pues la vida es ahora algo distinta, pero la Tierra permanece.

Hoy el valor del dinero se ha distorsionado pues está perdiendo dos principios básicos que debería tener el mismo, que son: el principio de convertibilidad universal y el principio de confianza universal, y allí podremos compararnos y competir más y mejor. Es en estas dificultades donde tenemos que poner toda nuestra acción, medir, trabajar en forma colaborativa, para ganar productividad y consecuentemente competitividad.

En esa búsqueda de productividad, no se debe perder de vista que los costos contemplados en esta medición no son los únicos. Hay un montón de costos ocultos que surgen con la aparición del COVID 19 y que necesariamente es nuestra obligación tomar en cuenta, para la correcta seguridad de nuestros trabajadores y de nuestros receptores y proveedores de las cargas.

El nuevo desafío que tendremos por delante en todo Latinoamérica será reinventarse a los nuevos escenarios de trabajo. Se trata de un desafío conjunto del mundo empresario, pero junto con los Estados Nacionales que deberán ir eliminando burocracias y papelería, dando más lugar a los privados y que caminen juntos, dando más y mejor educación, reduciendo impuestos y todos trabajando mucho sobre los transportes multimodales y para eso hay que asegurar y mejorar la legislación del mismo. Este será el camino, estamos mostrando que somos resilientes ante un virus que nos trajo esta nueva interconectividad del mundo, pero que también, como dijo recientemente un amigo, juan Carlos Rodriguez de Calog Uruguay, “será esa misma interconectividad la que nos sacará del tema”.   

Ánimo.

(*) El autor es Director Técnico de la Asociación Latinoamericana de Logística (ALALOG) y de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL).


Notas relacionadas

Te podría interesar