Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Piratería del asfalto sin impunidad

 |   19 de noviembre del 2019

El delito organizado de robo de mercaderías en tránsito tuvo su auge en Argentina durante los primeros años que siguieron a la crisis de 2001. Posteriormente, la acción coordinada del estado y de empresas de seguridad privada logró visibilizar y reducir considerablemente el número de hechos.

La piratería del asfalto es una forma de delito organizado que tiene al transporte de mercaderías en tránsito como su claro objetivo. Sobre la actualidad de esta modalidad delictiva y su impacto en el sector logístico dialogamos con Oscar Farinelli, quien encabeza el Departamento de Prevención de Delitos al Transporte Se.Fi.Lo de FADEEAC.

Énfasis Logística: ¿Cómo describiría la actualidad del delito de piratería del asfalto en Argentina?

Oscar Farinelli: La piratería del asfalto opera en el país hace más de 40 años, tuvo sus picos de actividad en 2002 y 2003, y a partir de ese momento empezó un paulatino descenso. En los años posteriores a la crisis de 2001 se registró una inédita cantidad de hechos y como consecuencia desde el Estado se generó la necesidad de atender esta problemática. Para ello se crearon oficinas especializadas, la primer de ellas en la Provincia de Buenos Aires, dedicadas especialmente al tratamiento de esta modalidad delictiva. Luego las agencias de seguridad privada encontraron ante esta situación un campo propicio de trabajo para la implementación de soluciones basadas en tecnología GPS. De esta forma y mediante la interacción entre el Estado y las compañías privadas los índices de este delito fueron decreciendo paulatinamente.  En estos últimos años es notoria la disminución que se observa, en relación a lo que fueron sus picos máximos, y actualmente son escasas las organizaciones fuertes que operan en este delito. Sigue habiendo hechos pero de menor característica, que recaen sobre utilitarios y paquetería, que representa un robo más rápido que el transporte de carga pesada.

É. L.: ¿Cuál fue el rol de la Federación en la lucha contra esta modalidad delictiva?

O. F.: Desde el transporte veíamos que las causas de piratería no avanzaban porque no eran priorizadas, debido a que no tenían connotación pública. Esto hacía que el delito se multiplicara ya que los delincuentes se convertían en piratas del asfalto porque sabían que no había una contención lógica para este delito y que tampoco había una presión pública que así lo exigiera.

Ante esta situación expresamos ante las autoridades la necesidad de que hubiera fiscales que investigaran exclusivamente estos temas, lo que finalmente se logró a través de la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires, que fue la que dio el primer paso. Se designaron muy buenos fiscales que generaron toda una estructura que abarca todo el primer y segundo cordón del conurbano, y de cuyo trabajo estamos muy satisfechos. También hay que destacar que el trabajo de las fiscalías especializadas en el delito de piratería del asfalto han trascendido ya cambios de gobierno y así deberían seguir, ya que han mostrado gran eficiencia a través de los resultados obtenidos.

É. L.: ¿Cómo impactó el trabajo de las fiscalías especializadas en el número de hechos registrados?

O. F.: En el año 2001/2002 rondábamos los 1200 hechos anuales, mientras que hoy este número ha decrecido prácticamente a la mitad, lo que es muy notorio considerando que además ahora hay más operaciones de transporte que en aquel entonces. Esto se da gracias a que se continúa trabajando en el tema  y ya no hay impunidad, cada hecho que ocurre es reportado a las fiscalías desde donde se realiza su seguimiento y nosotros también continuamos trabajando para que la piratería siga decreciendo. Se han armado cadenas de comunicación entre los transportistas que permiten que cuando ocurre un hecho el mismo sea rápidamente difundido. En FADEEAC periódicamente realizamos eventos donde invitamos a fiscales, organismos policiales de distintas provincias y a los transportistas. En dichos encuentros se plantean los avances y las cuentas pendientes, dónde falta trabajar y en qué aspectos convendría “aceitar” más el trabajo. Esto ha generado además un marco de confianza que nos da mucho optimismo porque los resultados están a la vista. Desde luego no se puede esperar que no haya hechos, ya que incluso los sigue habiendo, pero considero que el sistema ha ayudado a que no creciera y que incluso haya ido acotándose paulatinamente.

É. L.: ¿Realizan algún seguimiento de “zonas calientes” o tendencias de este delito desde FADEEAC?

O. F.: Si bien no nos corresponde a nosotros el seguimiento e identificación de las “zonas calientes” de la piratería, cuando recibimos información de alguna zona sensible interactuamos para visibilizar y llamar la atención, con la convicción de que toda acción suma a la causa.

Por ejemplo hace un tiempo atrás registramos varios hechos seguidos en la zona de Cañuelas, donde se produjeron robos de unidades tractoras no de carga. Se trata de unidades para desguace y venta de repuestos, un negocio facilitado por la situación económica y el aumento del dólar. Ante esto hablamos e insistimos con el tema para visibilizarlo y hoy ya todo está siendo investigado en fiscalía.

El delito de piratería históricamente se concentra en el Conurbano Bonaerense y en la Ciudad de Buenos Aires, nosotros mantenemos relación permanente con los responsables de la oficina contra la Piratería del Asfalto de la Provincia y de la oficina contra el robo de mercadería en tránsito que opera en Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Con ellos intercambiamos permanentemente información y estamos atentos a lo que podamos aportar, en ambos casos hoy vemos un cuadro de situación que nos permite ser optimistas.

É. L.: ¿Qué otra acción llevan adelante desde la Federación para apoyar la lucha contra la piratería?

O. F.: Desde FADEEAC comunicamos a nuestros asociados las zonas más sensibles así como también qué medidas deben tomar los transportistas y los conductores para evitar ser víctimas de este delito. FADEEAC desde hace unos años creó una Guía para Conductores de Transporte de Cargas, donde desde cada departamento, como el legal por ejemplo, brindamos todas las acciones que debe llevar a cabo un conductor en principio por la seguridad vial, y también por la seguridad propiamente dicha. Es un tema en el que no hay que bajar los brazos, pero realmente el trabajo de las fiscalías especializadas ha sido el gran logro del sistema.

É. L.: ¿Cómo es la situación de la piratería en el interior del país?

O. F.: En el interior se han realizado trabajos muy importantes. Hace un año y medio atrás una banda bastante violenta, integrada también por miembros brasileros, llegó incluso a cometer el homicidio de dos choferes. Esta banda, que operaba entre Entre Ríos y Corrientes, fue neutralizada y hoy todos sus miembros están presos, mientras que su cabecilla murió en un enfrentamiento armado con la policía en el que lamentablemente también murió un comisario inspector de la policía correntina. En definitiva se concluyó con la desarticulación total de dicha banda que nos preocupa mucho fundamentalmente por su carácter violento.

É. L.: ¿Cuáles son los productos en la actualidad más buscados por los delincuentes?

O. F.: Hoy en día la piratería necesita una estructura muy importante y con mucha inteligencia para poder evadir la estructura de seguridad del Estado y la privada. Para ello deben contar con recursos y estar integrada por muchos hombres, por lo que un hecho menor no les resulta redituable.  En cuanto a los tipos de productos se registran hechos aislados contra el transporte de electrodomésticos, y este año también han sido víctimas de robo transportes extranjeros que circulan por nuestro país llevando salmón desde Chile hacia Brasil. Se registraron algunos hechos de estas características que ya están judicializados y que incluso cuentan con algún detenido.

Como comentaba anteriormente se dan hechos aislados por no se registran patrones muy marcados, salvo que la ocurrencia diaria hoy en día recae en los vehículos utilitarios.

Para tener en cuenta

Desde el Departamento de Prevención de Delitos al Transporte Se.Fi.Lo (Seguridad, Fiscalización y Logística) de FADEEAC, recomiendan medidas con el fin de prevenir y/o minimizar los impactos de los hechos de piratería en las operaciones logísticas:

• El tipo de carga, destino y horario de salida debe ser conocido por escasas personas reconocidas entre sí. Estructura sólida  sin  fuga  de  información.  El  95%  de  los  casos  de “piratería del asfalto” son con inteligencia previa.

• Seleccionar  según  las  características  del  viaje  y  mercadería  al personal con mayor idoneidad demostrada.

• Evaluar la conveniencia diurna para la salida del transporte.

• El desplazamiento debe ser en caravana con otros transportes.

• Elección  adecuada  para  los  descansos  de  marcha. Nunca  en  soledad.  El  lugar  preferentemente  próximo  a una dependencia policial.

• Es muy conveniente que el chofer se sienta permanentemente acompañado.

• Reiterar llamadas de control sobre el desarrollo del viaje. No dejar espacios de tiempo muy prolongados sin novedades.

• Posibilidad que desconozca el chofer la ubicación del o los sistemas de seguimiento satelital.

• Establecer  el  sistema  de  contraseñas  con  los  choferes para situaciones críticas.

• Itinerario, tiempos de marcha y paradas.

• Además de otras medidas de seguridad adicionales que se  consideren  oportunas,  el  Se.Fi.Lo.  informará  quincenalmente, zonas, rutas, horarios y mercaderías más afectadas por la piratería del asfalto.

• Dentro de las posibilidades es conveniente denunciar los ilícitos en las D.D.I. (Direcciones de Investigaciones), ya que  en  las  mismas  la  toma  de  denuncias  se  efectúa siguiendo  un  protocolo  que  resulta  más  integral  en  la información que se recibe para la investigación del delito a través de las Fiscalías.

• Es importante establecer un canal informativo para aportar datos útiles a las Fiscalías Temáticas, para lo cual se cuenta con el aporte y colaboración del Se.Fi.Lo.


Notas relacionadas

Te podría interesar