Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Una logística sin posibilidad de error

 |   21 de octubre del 2019

La Logística Electoral es uno de los procesos con mayor programación dentro de este ámbito, ya que la eficiencia debe ser del 100% y el cumplimiento de los servicios se encuentra altamente concentrado en el día de la elección y uno o dos días anteriores a la misma.

En este documento nos detendremos en aquellos servicios expresamente relacionados con el traslado de material, personal y verificaciones preelectorales.

A nivel legislativo los procesos electorales se rigen por:

La Constitución Nacional

Código Electoral Nacional

Ley 26.571 (Ley de democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral)

Según el Código Electoral Nacional (ley 19.945) entre las actividades que se establecen para los procesos electorales, la logística juega un rol preponderante en cuanto a los puntos que se detallan a continuación:

  • Verificación de los locales de comicios.
  • Distribución de nombramientos y renombramientos de autoridades de mesa.
  • Despliegue de urnas, material electoral y documentación a cada centro de votación.
  • Recepción de urnas, actas y material electoral. Entrega en el depósito designado por la Justicia Electoral.
  • Recepción de los telegramas de escrutinio de mesa y digitalización y transmisión de los mismos al Centro de Ingreso de Datos.

Recursos afectados al proceso electoral

De acuerdo a los requerimientos que se establecen para cada provincia, estos son los tipos de transporte que habitualmente se utilizan dependiendo del tipo de recorrido, de la zona geográfica y de las condiciones climáticas.

Vehículos de 0.5 toneladas

Vehículos de 1.8 toneladas

Camiones de 3.5 toneladas

Camiones de 7.5 toneladas

Camiones de 12 toneladas

Camiones de 20 toneladas

Automóviles

Colectivos

Minibús con asientos

Camionetas 4×4

Lancha

Cuatriciclo

Tractor

Burro

Servicios a prestar

Verificación de escuelas: Proceso preelectoral con vehículos de 0,5 ton y automóviles, para la verificación de escuelas que formarán parte de los establecimientos determinados para el proceso de elecciones. Estos servicios se programan para ser realizados en rutas con varios establecimientos.

Nombramiento de autoridades: Se realizan los servicios para notificar a las autoridades designadas, los que habitualmente se dirigen a domicilios particulares de los nominados, presentando el documento y constatando la recepción de los mismos.

Traslado de urnas / padrones y material electoral: El proceso electoral se inicia con anticipación de varios meses a las fechas determinadas, partiendo habitualmente de Buenos Aires, con la primera dispersión de material electoral hacia los diferentes puntos de concentración a nivel nacional.

Es importante el proceso de coordinación de envíos y la programación de cargas para lograr la mayor eficiencia en el mismo. Cada Elección tiene cambios significativos en cuanto a la cantidad de establecimientos participantes, la cantidad de votantes, la dispersión geográfica, la utilización o no de máquinas para la emisión de boletas electrónicas, etc. Todo el material se acumula en los diferentes locales que la Junta electoral determine a la espera de la fecha de la elección.

Despliegue – traslado de urnas jornada electoral: Este proceso inherente a los días previos o día de elección a través del cual se distribuyen las urnas y material electoral a los diferentes centros de votación (previamente verificados). Estos servicios se prestan el día previo o el mismo día de la elección según determinación de la Junta Electoral en cada distrito, o bien se inicia días antes para aquellos destinos muy alejados o de difícil acceso.

Se coordina la carga de las urnas y material electoral y se organiza la concurrencia del personal de las fuerza armadas que acompañara cada uno de los servicios.

Seguridad electoral

La seguridad electoral está a cargo de los efectivos del Ejército Argentino, la Armada Argentina y la Fuerza Aérea Argentina que se requiera, así como también Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Policía Federal Argentina.

Asimismo, los gobiernos provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires pondrán a disposición los efectivos de sus respectivas fuerzas de seguridad.

Despliegue – Traslado de Urneros: La distribución de urnas se realiza obligatoriamente con personal asignado por el organismo a cargo del proceso electoral, el cual se concentra al personal designado para acompañar el material electoral en un punto determinado (normalmente se concentran en los locales del organismo a cargo) y previo control de presencia se los traslada conjuntamente con las urnas a los efectos de garantizar el correcto traslado de las mismas y su posicionamiento en el lugar designado para el proceso electoral.

Habitualmente estos servicios se realizan con colectivos por su capacidad de carga y traslado de personal. Una vez entregadas las urnas en cada uno de los locales electorales el personal asignado a esta tarea es nuevamente trasladado al mismo lugar donde tomo servicio.

Repliegue – Traslado de urnas jornada electoral: Una vez finalizado el acto electoral se posicionan los vehículos asignados para la recolección de urnas en cada uno de los domicilios determinados, a la espera que la Junta Electoral ordene el traslado del material y personal hacia el lugar de concentración de urnas. Para estos servicios se programan viajes con rutas prefijadas logrando optimizar el proceso de repliegue. Se coordina en los centros de recepción de urnas el arribo de  los vehículos afectados a la logística, para asegurar la rápida descarga así como también el ordenado proceso de arribo y control.

Repliegue – Traslado de urneros: Al igual que en el proceso de despliegue, el personal asignado (urneros) es trasladado nuevamente a cada local electoral para participar del cierre del acto electoral y proceder al traslado las urnas hasta el domicilio designado por la Junta Electoral. Una vez entregadas las urnas y controladas las mismas, se traslada nuevamente al personal hasta el lugar donde se concentraron previamente, finalizando en esta etapa la importante tarea asignada a los urneros.

Recoleccion de telegramas electorales: Dependiendo de la modalidad establecida en cada elección, a partir de las 17 hs del día del acto electoral, se posicionan vehículos en cada una de las áreas donde están ubicados los domicilios de los locales donde se realiza el comicio a la espera que se dé por finalizado el acto electoral y a medida que cada mesa va cerrando los recuentos de votos y emite el telegrama con los resultados, cada vehículo traslada los mismos hasta el lugar designado por la Junta para la carga de datos. Este proceso lleva un permanente control de ubicación de cada vehículo para asignarle los domicilios donde tiene que pasar a retirar los telegramas. Este servicio no se puede predeterminar ya que depende de la celeridad o no que cada mesa tenga para dar su resultado. Se debe disponer de personal afectado exclusivamente a estos ruteos en cada provincia ya que de este servicio depende en buena parte la celeridad que tenga la carga de datos a los sistemas de la Junta Electoral y avance de los resultados de la elección.

La identificación de cada servicio con su conductor y un teléfono celular determinara la calidad de la comunicación y la eficiencia en la asistencia a cada lugar donde hayan cerrado los resultados de una mesa.

2019: En las elecciones PASO esta modalidad cambió por el sistema de lectura de telegramas directamente en el establecimiento electoral, lo que da una mayor celeridad a la carga de datos evitando el traslado de documentación “sensible”.

Centro de monitoreo: En cada proceso electoral se dispone de un centro de monitoreo dentro de las instalaciones del organismo encargado del proceso electoral, a los fines de visualizar en pantalla, en tiempo real, la flota afectada al traslado de material electoral.

Las características del equipamiento se determinan en cada elección para proveer lo que sea necesario en pos de una calidad de servicio y tecnología acorde a los mismos. Toda la información de los recorridos debe quedar a resguardo con el propósito de poder reconstruir cualquier situación que pueda dar lugar a sospechas en el traslado del material electoral una vez finalizada la elección.

Aspectos a considerar

Contrataciones: El proceso de contratación de proveedores se debe iniciar con la antelación suficiente para asegurar cada uno de los requerimientos así como también para negociar los costos de los mismos, teniendo en cuenta que habitualmente en los días de elección se llegan a utilizar aproximadamente 12.000 servicios a nivel nacional.

Es importante destacar que en estos procesos la demanda de vehículos normalmente supera la oferta (sobre todo en localidades del interior) debido a que no solo se utiliza movilidad para el traslado de material electoral, sino que también requieren de estos servicios otros organismos para traslado de personal, los partidos políticos para la gente que participa del acto, etc… lo que dificulta llegar a costos razonables y al aseguramiento del servicio.

Identificación de los vehículos afectados: Cada vehículo afectado al servicio electoral será identificado en su parte delantera con el tipo de servicio que realiza (PASO / GENERAL). De esta forma las autoridades competentes los reconocerán y facilitará su circulación.

Datos de los vehículos: Se deberá informar a la Junta Electoral cada uno de los servicios afectados con el siguiente grado de detalle:

Patente

Nombre y apellido del conductor

DNI

Tipo de vehículo (marca / modelo)

Plan de contingencias: En aquellos destinos en los que, por estadística y/o experiencia, las condiciones climáticas pueden generar inconvenientes durante la realización de los servicios, se debe contar con vehículos de guardia para asistir en tiempo y forma en caso de ser necesario.

Para prestar este servicio de contingencia, se debe asegurar la provisión de vehículos en lugares estratégicos, en función de las áreas más complicadas, básicamente en casos de lluvias o inundaciones que impidan el normal tránsito de los servicios estándares previstos según requerimientos oficiales.

Rezagos: Con posterioridad al acto electoral y dependiendo de las instrucciones que se reciban, se debe realizar una logística inversa para el retiro de rezagos de material electoral trasladándolo al lugar que se determine. Este proceso se realiza a nivel nacional teniendo en cuanta los volúmenes que hayan quedado para ser retirados. En términos generales este tipo de logística no permite el error, exige mucha planificación y los planes de contingencia deben extremarse, debido al poco tiempo de reacción que se tiene en caso de cualquier evento que ponga en riesgo la apertura del acto electoral en cualquiera de los establecimientos designados a nivel nacional.

(*) El autor es Gerente en ServiLoG.


Notas relacionadas

Te podría interesar