Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Sumar valor a la cadena

 |   23 de julio del 2018

El diseño y ejecución de operaciones en forma integral permite un mejor control de las variables intervinientes, que posibilita brindar mayor seguridad y previsibilidad a toda la cadena.

Sobre la integración de operaciones en las cadenas logísticas dialogamos con Alejandro Calvo, presidente del Grupo ALL IN, quien nos brindó sus consideraciones.

Énfasis Logística: ¿Cómo describiría el proceso de planificación de una solución logística integral?

Alejandro Calvo: Primero tiene que haber un objetivo para que luego se realice la planificación. Se deben analizar continuamente los problemas logísticos que presentan las operaciones para buscar las soluciones más efectivas. En este sentido consideramos fundamental contar con infraestructura y recursos propios para poder manejar la mayor cantidad de variables de forma directa, lo que permite dar una mayor seguridad y un correcto seguimiento de las operaciones.

É. L: Teniendo en cuenta la gran diversidad de operaciones y características que pueden presentarse, ¿cuáles son los aspectos más importantes que deben tenerse en cuenta de una operación para realizar un diagnóstico y principio de solución efectivos?

A. C: El aspecto más importe a considerar en una operación, es el de agregar valor a la cadena del cliente. Para ello, un diagnóstico será efectivo cuando se emplee escucha activa, el cliente es quien conoce su problema o necesidad; esta primera etapa es realizada por un asesor comercial, quien luego lo comparte con un equipo estratégico. En resumen, el principio de una solución efectiva es la escucha activa y el trabajo en equipo. Es importante que la escucha activa sea eficiente, de esta forma puede intervenir el sector especializado para poder dar una solución acorde. Nuestra experiencia nos ha enseñado a ser flexibles y comprometidos, ya que cada cliente tiene diferentes exigencias y necesidades y una de nuestras virtudes es adaptarnos a cada uno de ellos.

É. L: ¿Qué características debe tener el vínculo con la empresa que requiere una solución de este tipo?

A. C: Como todo vínculo, se requiere confianza. Claramente, para que la operación resulte exitosa es necesario que, tanto nosotros como el cliente estemos abiertos a compartir la información con diálogo continuo para búsquedas de alternativas y mejoras. El foco principal es que el cliente se pueda concentrar en su core business y nos permita agregarle valor, que a su vez, beneficie a sus clientes. En cuanto a la información propiamente dicha, desde un punto de vista tecnológico, ofrecemos una seguridad absoluta ya que contamos con servidores y sistemas de gestión propios, lo cual transmite tranquilidad al cliente y confidencialidad de su negocio.

É. L: ¿Cuál es el rol y las posibilidades que la tecnología ofrece para optimizar la integración del operador logístico con la empresa dadora de carga?

A. C: Nuestro principal rol es mejorar los tiempos, facilitar el trabajo y ofrecer un control de las operaciones que se encuentran en proceso a costos competitivos. Las empresas dadoras de carga cada vez aumentan más sus exigencias en el aspecto logístico, por esta razón la tecnología se ha transformado en una aliada estratégica del operador, deja de convertirse en una herramienta útil para convertirse en una herramienta necesaria. Hay que adecuarse a ellas y adaptarlas logrando valor agregado y, consecuentemente, que sean trasladadas y percibidas por el cliente.

É. L: ¿Y en cuanto a la trazabilidad de las cargas en tránsito?

A. C: Hoy se cuenta con diferentes sistemas de gestión, los cuales permiten saber en tiempo real por donde va la carga y trasladar instantáneamente esta información al cliente. Facilitándole también acceso de manera personalizada, en todo momento, para consultar o descargar la información que necesite.

É. L: ¿Qué niveles de optimización han registrado a partir de la implementación de soluciones logísticas integrales?

A. C: Los niveles de optimización son altos, muchos de los clientes nos acompañan desde el momento en que lo implementamos y siguen a nuestro lado por este motivo. Por ejemplo, podemos mencionar a un importador de conservas que trae productos desde diferentes partes de Asia y Sudamérica, a ellos le realizamos la coordinación desde los puertos de origen, contratando el espacio en buque, la llegada al puerto de Buenos Aires o Chile (dependiendo del análisis previo de costos para decidir por qué puerto conviene ingresar la mercadería), luego se realiza el despacho de aduana, la posterior desconsolidación del contenedor e ingreso a stock en nuestros almacenes para luego entregar el pedido en las diferentes bocas de supermercado. Es decir, con este cliente tenemos el control de las variables logísticas, podemos saber, en cualquier momento de la operación, en qué parte de la cadena se encuentra el producto, con qué tiempo contará el cliente para venderlo y cuándo será entregado en los distintos puntos del país. Todo esto tiene una trazabilidad en tiempo real manejada por nosotros (gestión de stocks, armado de pallets y pedidos, liberaciones aduaneras, etc.), acelerando tiempos logísticos y dando confiabilidad al cliente.

É. L: ¿Cómo es la trascendencia de la planificación de la demanda y cuál es la participación del operador logístico en este análisis?

A. C: Es importante, ya que mueve toda la operatoria. Cualquier cambio en los patrones modifica los volúmenes, márgenes de respuesta, tiempos, etc.  La participación del operador es fundamental, permite reducir costos y tiempos, a la vez que agrega flexibilidad y mejora la competitividad.

É. L: ¿Existe un vínculo fluido entre el operador logístico y las empresas proveedoras de productos o dadores de cargas?

A. C: Sí, estamos convencidos de que el trabajo en equipo es la clave para conseguir el éxito de cualquier operación, esta idea no la limitamos únicamente al grupo logístico, sino que también la compartimos con los clientes en un diálogo abierto y honesto. Es más, en algunos casos, hemos conformado una alianza estratégica con los clientes, formando juntos equipos de trabajo que se focalizan en la mejora continua de los procesos. Este modo de trabajo nos condujo a obtener la certificación ISO 9000-2015.

É. L: ¿Qué características debe tener la infraestructura de un operador logístico para poder brindar este tipo de servicios?

A. C: Las características deben ser completas e integradas y en nuestro caso, puntualmente, la infraestructura es propia, lo cual es una ventaja competitiva. Contar con distintas oficinas comerciales y logísticas en Argentina y Chile permite un cambio sustancial en “calidad” de servicio. El Centro Logístico que poseemos en Mendoza provee una gama completa de alternativas al cliente. Logramos “materializar” un servicio intangible y esto es muy apreciado por el cliente. Como empresa seguimos la premisa “allin”, tal como nuestro nombre lo indica, lo que nos permite dar una solución logística integral a los requerimientos del cliente, al ofrecer servicio de aduana con nueve oficinas en Argentina y 50 puestos de Sistema María trabajando en forma on line, somos freight forwarder, realizamos consolidación y desconsolidación de contenedores, poseemos depósitos de carga general, congelada y refrigerada en Mendoza y, además, del Centro Logístico, poseemos unidades de transporte y contamos con un staff de 150 profesionales. De esta forma, nos encontramos en la posición de lograr una planificación integral con el cliente y ejecutarla de manera completa y adecuada.

Por otro lado, saliendo del aspecto logístico, hoy vivimos en una realidad donde debemos reinventarnos constantemente, ser innovadores con valor agregado y tarifas competitivas y este es un desafío que nos proponemos diariamente.

É: L: ¿Desea comentar algo más?

A. C: Todos los servicios que hemos mencionado son el resultado de un camino que venimos transitando desde hace más de 25 años, donde hemos trabajado muy duro y continuamos poniendo un voto de confianza a nuestro país. Además del esfuerzo respaldado por un gran equipo que nos acompaña, nos ayuda una cuota de ingenio y versatilidad para saltear los problemas que se presentan o puedan presentarse. La frase que siempre me acompañó y me inspiró es “El éxito llega cuando la preparación se encuentra con la oportunidad” de Henry Hartman.


Notas relacionadas

Te podría interesar