Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Al servicio de la logística en tiempos de pandemia

 |   20 de abril del 2020

La difícil situación social y laboral generada por la expansión del coronavirus, ha encontrado en la tecnología un gran aliado para paliar las diversas problemáticas surgidas a partir de la necesidad de aislamiento.

En un 2020 que superó la creatividad de casi todos los futurólogos, excepto por supuesto Los Simpson, la visión sobre el avance de la tecnología va cambiando día tras día.

De villanos a héroes

Para gran parte de la población, hasta hace solo unos días la tecnología era la mala de la película que venía a quedarse con el trabajo de muchas personas. Grandes sectores de la sociedad sentían a la tecnología, y principalmente a nivel industrial y logístico, como la amenaza que iba a acabar con sus fuentes de trabajo: Esos vehículos auto guiados (AGVs) que dejan a los “clarckistas” sin lugar aparentemente en el depósito, lo mismo pensaban de los pallets shuttles que son los vehículos que transportan los pallets a través de las posiciones en racks dentro de un almacén, los cuales restaron horas de operación a un operario… sobre todo en su versión completamente automatizada con un transelevador como centro de un ASRS (almacén automático por sus siglas en ingles Automatic Storage and Retrieval System).

Y si vamos a otros continentes… esta no es una sensación solo de nosotros, los latinos. No señor. Hemos visto protestas por los puestos que fueron reemplazados en Amazon por la implementación de robots tortuga o de pickeo, que facilitan la tarea de picking para preparación de pedidos, que por cierto es la operación que mayor gasto conlleva dentro de toda la operación, sin los cuales sería imposible clasificar 20.000 paquetes por hora para cumplir con los tiempos de entrega cada vez menores que demanda el eCommerce.

Realmente la única forma de alcanzar estos niveles de operación es de manera automática, créanme no hay otra, y es imposible calcular el espacio y la cantidad de gente que deberían reemplazar estos gigantes de la eficiencia, parecidos a una montaña rusa para diversión de los paquetes y pedidos.

Cambia todo cambia

Y es que todas las tecnologías tienen un porqué, y ese porqué es la demanda, cada vez más acelerada y trazable en tiempo real, cuyos autores… somos nosotros mismos, los consumidores.

Entonces… la tecnología es la respuesta, que viene cumpliendo nuestros deseos, pero conservando cierta percepción negativa por parte de muchas personas. Sin embargo actualmente el mundo entero ha entrado, sin querer, en una gran crisis que, como toda situación extrema, nos va dejando muchos aprendizajes, algunos en lo personal y otros en lo profesional.  

Pero ambos aprendizajes están relacionados con el tiempo. La variable más tirana de todas, metida en cada KPI que cuestiona la eficiencia de cualquier operación. Y mientras les dejo el análisis del tiempo personal como tarea, les cuento que en el campo de la logística y la intralogística, la crisis nos deja ciertas enseñanzas:

La tecnología es nuestra mejor aliada en tiempos de crisis.

Que siempre que esté a nuestro servicio, nos va a ayudar a conseguir los objetivos que sin ella no serían posibles de alcanzar, por todo lo comentado antes.

Que alguien más puede hacer trabajos operativos, para que el mundo no se detenga, y las personas podamos seguir viviendo sin desabastecimiento, y con salud.

Que las operaciones de crossdocking, fulfillment, picking, packing se pueden automatizar total o parcialmente, para cumplir con las entregas de pedidos de necesidades básicas, y aportar a la continuidad de la cadena de abastecimiento, de nuevo, con menor dotación de personas en áreas operativas, y generando nuevos roles y tareas vinculadas a la gestión de personas y tecnologías.

Para los que no me creen, les hago un recuento de los nuevos trabajos que no existían hace 10 años:

Influencer

Conductor de Uber

Rider de logística última milla

Community Manager

Analista de Big Data

Desarrollador de big data

Gamer

Experto en Seo

Conductor de drones

¿Y cuáles son las habilidades que necesitaras desarrollar para los trabajos del futuro?

Flexibilidad cognitiva

Poder de negociación

Orientación hacia una experiencia de 100% servicio

Liderazgo por servicio

Poder de análisis y resolución

Desarrollar la Inteligencia Emocional

Trabajo en equipo coordinado y orientado a la sincronización y eficiencia

Pensamiento crítico, ¡no criticón!

Resolución de problemas multi-complejos

Y creatividad (mi preferida)

En estos días aprendimos a ver lo importante que es la tecnología para poder trabajar desde casa, para que al no poder ir a comprar los pedidos lleguen correctamente despachados a nuestras casas. Vimos como el IoT, internet de las cosas, además de entretener a la familia, les permite a los ingenieros monitorear que las plantas de producción no se paren y los problemas técnicos se puedan resolver a distancia.

(*) La autora es Marketing Manager de Quintino Material Handling Solutions.


Notas relacionadas

Te podría interesar
Tecnología


| 20 de abril de 2020
Tecnología


| 20 de abril de 2020
Tecnología


| 20 de abril de 2020
Tecnología


| 20 de abril de 2020