Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

Apoyo tecnológico para las demandas de la nueva normalidad

 |   12 de agosto del 2020

El complejo estado de situación conformado a partir de la pandemia de COVID-19 ha acelerado la transformación digital, tanto de las empresas como de la sociedad en general. De esta forma las implementaciones tecnológicas se presentan como el camino para desarrollar operaciones logísticas más eficientes y capaces de satisfacer las nuevas demandas de los consumidores.

Superada la actual crisis global desatada por la expansión del coronavirus nos encontraremos con un mercado distinto, donde el comercio electrónico y la última milla logística habrán ganado terreno desafiando la gestión de las cadenas de abastecimiento. El rol de la tecnología es y será clave en esta transformación, y sobre esto dialogamos con Elizabeth Sutton, Fundadora y Directora Comercial Global UNIGIS.

Énfasis Logística: ¿Qué buscan actualmente las empresas del sector logístico a la hora de implementar soluciones de IT a sus procesos?

Elizabeth Sutton: Desde el inicio de la pandemia uno de los focos importante de nuestro trabajo actual y que buscan muchos de nuestros clientes a la hora de implementar tecnología es automatizar los procesos de distribución de Ecommerce y de “última milla”. El COVID ha impactado fuertemente a las operaciones logísticas, pero también han surgido nuevas oportunidades especialmente con el comercio electrónico. Se está redefiniendo el juego de muchos negocios y empresas, y principalmente están cambiando los hábitos de consumo de la población acelerando los procesos de transformación digital en las empresas. Las nuevas tecnologías adquieren mayor relevancia, tal es el caso de la tecnología Cloud, que hace posible seguir controlando las operaciones de manera remota.

Hablando rápidamente del contexto, los principales drivers para la adopción de tecnología en la actualidad son:

1. El cliente final cada vez más demandante y con múltiples opciones, lo que nos obliga a buscar valor para diferenciarnos y mejorar su experiencia de compra para intentar fidelizarlo.

2. La disrupción tecnológica, que en este último tiempo es accesible no solo para las grandes empresas sino también para pequeñas y medianas: Big Data, IoT, Cloud y muchas más que permiten la aparición de nuevos modelos de negocio y startups.

3. Otro factor importante es la complejidad de la operación logística, ya que involucra cuatro actores fundamentales: la empresa, el cliente, el territorio, y las regulaciones y agentes (proveedores de servicio, 3PLs), cada uno con sus múltiples variables que hacen más difícil tener el proceso bajo control.

Como siempre la logística juega un papel fundamental para complementar la estrategia de venta digital, siendo un actor clave para la satisfacción del cliente con una entrega oportuna. La gestión de distribución debe estar acompañada por tecnología que ayude a automatizar los procesos brindando visibilidad en todo momento tanto para el dador de la carga como para el cliente final. Una vez fidelizado el cliente seguirá recurriendo a este medio de compra con sus mismos proveedores.

Te puede interesar: Los desafíos de la omnicanalidad

É. L.: ¿Cuáles son los beneficios que se pueden obtener de estas implementaciones tecnológicas en el marco de una pandemia y su consecuente cuarentena?

E. S.: Mejorar el servicio brindado al cliente es uno de los principales beneficios que buscan las empresas mediante la implementación de tecnológica. Mantener al cliente final constantemente informado sobre el estado de su pedido, mediante notificaciones proactivas y la posibilidad de realizar autogestión a través de portales con libre acceso.

Otro de los beneficios y muy importante en mercados como al argentino, donde el costo logístico es muy alto, es la optimización de costos mediante la reducción de los vehículos usados diariamente, disminución de km recorridos, reducción en un 75% de las llamadas al call center por parte del cliente final, y acelerar los procesos de cobranzas al contar con la evidencia de entrega en tiempo real son algunos de los beneficios que se pueden lograr con la implementación de soluciones tecnológicas como las de un TMS Transport Mangement System.

Por último y muy importante, con la pandemia se incrementaron notablemente las compras por Ecommerce, algunos de nuestros clientes reciben más de 100.000 pedidos que deben distribuir a diario y sería imposible realizarlos sin plataformas tecnológicas que, en cuestión de minutos, planean las rutas optimas considerando las restricciones de horarios solicitadas por el cliente, tipos de vehículos requeridos, posibilidad de realizar instalaciones en el lugar de entrega, restricciones de tránsito entre otras variables. De esta manera se logran automatizar todos los procesos de distribución.

É. L.: ¿Cómo ha impactado el particular contexto actual en la demanda de soluciones tecnológicas de las empresas del sector?

E. S.: El incremento del Ecommerce y la distribución de última milla han provocado que el sector logístico sea clave en cuanto a estrategia y modelo de negocio de las empresas, también es el sector que más innovaciones de tecnología recibe. La actual contingencia del COVID 19 considera a la actividad logística como esencial en todo el mundo. A raíz de esta misma contingencia vemos como las nuevas tecnologías adquieren mayor relevancia: la tecnología Cloud que hace posible el trabajo remoto, el machine learning para predecir variables logísticas importantes que se utilizarán para la planeación logística y la conectividad con dispositivos IOT.

É. L.: ¿Cómo describiría el nivel de penetración de las innovaciones tecnológicas en la logística argentina?

E. S.: Argentina siempre estuvo a la vanguardia de la innovación tecnológica, desde hace años los principales actores de las logísticas han implementado soluciones WMS y TMS que les permiten automatizar mediante robots los procesos del warehouse y, a través de las soluciones TMS, los procesos de distribución automatizando de esta forma la planeación de sus rutas, trazabilidad de las entregas y mejorando la experiencia del usuario final en la compra de sus productos. De la misma manera las empresas más pequeñas también decidieron que la tecnología es una ventaja competitiva y es un “must to have” para permanecer en el mercado.

En otros países de LATAM las grandes compañías recién ahora están incursionando en la automatización de los procesos logísticos especialmente de su distribución.

É. L.: ¿Considera que la post pandemia impulsará la implementación de tecnologías?

E. S.: Creemos que este cambio en los hábitos de compra se mantendrá aun después del confinamiento, generando en lo que se llama “la nueva normalidad” una sobredemanda no solo en la producción y medios online, sino también una sobrecarga en las rutas de distribución: teniendo un consumidor ahora acostumbrado a las entregas a domicilio, sumando un aumento en el tráfico de las ciudades, y una mayor dispersión de los clientes en posibles puntos de entrega (hogar, trabajo, punto de entrega de conveniencia) con  diferentes horarios y problemas para cumplir con los niveles de servicio acordados.

Para evitar un posible colapso de la última milla y la cadena de abastecimiento, muchas empresas comenzaron a implementar grandes cambios en sus procesos donde la tecnología juega un papel fundamental para agilizar, automatizar y optimizar procesos que hasta el momento se llevaban de manera manual.

Te puede interesar: El COVID como impulsor tecnológico

É. L.: ¿Cuál es el rol de los RRHH en un esquema tecnológicamente optimizado?

E. S.: Los factores claves para implementar exitosamente cualquier proyecto de tecnología son:

• Recursos Humanos: Sigue siendo clave el factor humano para el éxito en la implementación, funcionamiento y adopción de la nueva tecnología en las empresas, es muy importante la capacitación que reciben las personas para el correcto uso de la tecnología y que la misma se mantenga en el tiempo: Change Management.

 En cuanto a la Tecnología: Evaluar qué hay en el mercado, pensar el proyecto considerando el crecimiento y objetivos a mediano / largo plazo para asegurar que va a cubrir las necesidades, importante contar con tecnologías que cubran la operación o la necesidad de manera integral, tanto actuales como futura.

 Procesos: deben relevarse antes de implementar la nueva tecnología, asegurarse de no automatizar malas prácticas, generalmente se re redefinen procesos al implementar una nueva tecnología en la empresa.

(*) Entrevista a Elizabeth Sutton, Fundadora y Directora Comercial Global UNIGIS.


Notas relacionadas

Te podría interesar