Aviso de Privacidad y uso de cookies
Utilizamos las cookies para gestionar esta página web y mejorar su facilidad de uso. Puede encontrar más información sobre qué son las cookies, por qué las utilizamos y cómo se pueden modificar en Privacidad y cookies. Al utilizar esta página web está aceptando el uso de cookies.

La pandemia visibiliza la necesidad del intercambio electrónico de datos

 |   4 de mayo del 2020

Sobran ejemplos de los beneficios comerciales de la implementación de tecnologías en las cadenas de abastecimiento, con su capacidad de brindar agilidad, precisión e información útil para la toma de mejores decisiones. Sin embargo, en el complejo contexto actual de pandemia, lo que se destaca es el rol social de estas herramientas, que son las que posibilitan resolver de forma exitosa el abastecimiento a la población en medio del estado de aislamiento social obligatorio que impone la lucha contra el avance del COVID-19.

La tecnología ha incorporado cambios desde hace años en las formas de comunicar y de intercambiar información pública o privada, personal o empresarial. Esto significa que desde una computadora o un teléfono móvil podemos realizar múltiples operaciones como compras, pagos, búsquedas, etc.

Hoy, que el mundo lucha contra “el enemigo invisible” COVID-19, el hábito de manejarse electrónicamente se intensificó hasta el punto de incorporarse recientemente la receta electrónica en el sector de la salud, para aquellos pacientes que no pueden acercarse a un consultorio médico y deben comprar medicamentos que no son de venta libre, o para la emisión de informes de laboratorio, por ejemplo.

Por otra parte, y si bien muchas personas ya  trabajaban, al menos temporalmente desde sus casas, ante esta emergencia sanitaria  trabajadores de distintos sectores incorporaron esta modalidad para evitar paralizar aquellas actividades administrativas que pueden hacerse a través de la tecnología.

Intercambio electrónico de datos – EDI

Dentro del ámbito empresario de los distintos sectores denominados esenciales, ante la pandemia contra la que debemos defendernos, el intercambio electrónico de datos que posibilita la plataforma EDI de GS1, es un instrumento fundamental y confiable que permite desarrollar tareas logísticas y administrativas de manera simple y accesible. Por este medio se alcanza velocidad y precisión en las transacciones, pudiendo implementarse en áreas como Compras, Facturación, Cuentas a Cobrar/Pagar, Administración Comercial y Distribución.

Por todo eso, en estos momentos GS1 Argentina quiere resaltar que pone a disposición de las empresas su plataforma EDI, que con una simple y rápida configuración podrá mejorar el manejo de los documentos comerciales y logísticos, al mismo tiempo que permite una reducción de costos. Este servicio está orientado tanto a empresas grandes como a PyMEs, ya que cuenta con una modalidad dual de implementación. La tecnología ofrece soluciones con amplios beneficios, y hoy más que nunca es fundamental aprovecharlas.

Algunos beneficios del intercambio electrónico de datos en las cadenas de abastecimiento:

Disminución de gastos y transmisión de una transacción comercial.

Mayor productividad del personal antes dedicado a procesos manuales.

Transmisión de datos eficiente, de calidad y sin errores.

Simplificación del funcionamiento al estandarizarse las transacciones.

Eliminación del papel, mayor sustentabilidad del negocio.

Empresas, clientes y proveedores se comunican en un mismo idioma.

Se unifica la visualización de la información para los procesos.

Intercambio de documentos con socios comerciales de forma automática.

Comodidad y accesibilidad de web mobile – navegación HTTP – tablero de control – visualización de documentos – generación de cambios de estados.

El rol social de la digitalización

En estos tiempos complejos que nos tocan vivir la velocidad y la precisión de las cadenas de valor se han vuelto factores clave. El cumplimiento de la cuarentena y el aislamiento social requieren una gran agilidad en la circulación de los recursos e insumos necesarios para abastecer a la población ante estas circunstancias excepcionales. En este contexto, los estándares aplicados a la trazabilidad de productos y las innovaciones tecnológicas muestran todo su valor al dotar a las cadenas de la eficiencia y seguridad necesarias para afrontar esta problemática global.

GS1 es una entidad global, neutral y sin fines de lucro que desarrolla estándares para la identificación y trazabilidad de productos a través de las Organizaciones Miembro con que cuenta en cada país. El código de barras y el QR son quizás los ejemplos más reconocibles de las tecnologías desarrolladas e impulsadas por la organización, y representan solo la punta visible de un “gran iceberg” compuesto por alta tecnología, desarrollo y trabajo colaborativo.

En el ámbito local, GS1 Argentina, cumple celosamente su misión de desarrollar y difundir los estándares en todo el territorio nacional, no sólo para el sector de consumo masivo sino también para el sector del cuidado de la salud, para el sector de la logística y el transporte, y para contribuir con las necesidades del Estado a través de las entidades con las que trabaja: AFIP, ANMAT, SENASA, Aduanas, solo por nombrar algunas. En el orden federal GS1 Argentina firmó numerosos acuerdos con ministerios, municipios y entidades de todas las provincias para posibilitar que pequeños y medianos emprendedores puedan acceder con sus productos a cualquier cadena comercial, acercó cursos y capacitaciones a lugares remotos de distintas provincias, y también firmó acuerdos con un importante número de universidades con las que comparte contenidos específicos para diferentes carreras y demostraciones de aplicación a través de visitas programadas a su Centro de Desarrollo.

De esta forma la identificación de productos y localizaciones, el intercambio de documentación electrónica y la trazabilidad, representan herramientas fundamentales para garantizar la seguridad de los productos que llegan a la mesa del consumidor, así como para brindar garantía de autenticidad de los medicamentos, insumos y dispositivos médicos que llegan a la cama del paciente. Entidades internacionales como la FDA, la Organización Mundial de la Salud, y UNICEF han reconocido los servicios de GS1 y los beneficios del uso de la identificación global y los estándares de serialización en vacunas, medicamentos y dispositivos médicos. Desde 2013 GS1 ha sido acreditada por la FDA como la entidad emisora de identificadores para Dispositivos Médicos Únicos (UDI), desde 2015 UNICEF ha recomendado el uso de los estándares GS1 en el paquete secundario de vacunas, y desde 2017 la Unión Europea adoptó el Reglamento sobre dispositivos médicos y sobre diagnósticos in-vitro con identificación del Sistema GS1.

Un presente inédito

En estos días GS1 Argentina se suma a la lucha más difícil que le ha tocado emprender en los últimos años, la de combatir a un virus de alcance global cuyas consecuencias son aún impredecibles, y lo hace a través de su red de servicios que garantizan la calidad y autenticidad de los estándares de identificación que administra.

Por todo esto GS1 Argentina representa el aliado invisible que brinda la agilidad y seguridad necesarias a las cadenas de valor para posibilitar el abastecimiento social. Detrás de la gran mayoría de los alimentos que consumimos, los medicamentos y los productos categorizados como esenciales que deben seguir siendo comercializados aún en el contexto de cuarentena obligatoria, están los estándares de GS1 posibilitando su disponibilidad de manera ágil y segura.

(*) El autor es  Gerente de Comunicación y Marketing de GS1 Argentina.

 


Notas relacionadas

Te podría interesar